domingo, 17 de agosto de 2014

IDMÓN

EL VIDENTE
Idmón


Idmón es hijo de Apolo y Asteria, aunque se considera a Abante como su padre humano. Participó en la expedición de los argonautas.

"Idmón llegaba el último de cuantos habitaban Argos, ya que, aunque conocía por los augurios su destino fatal, acudía para que el pueblo no pusiera en entredicho su noble fama. Realmente no era él hijo de Abante, sino que lo había engendrado el propio hijo de Leto, Apolo, mientras estuvo entre los ilustres Eólides. El mismo dios le había enseñado a profetizar, a explicar los augurios y los signos en las entrañas de las víctimas sacrificadas" (Apolonio de Rodas. El viaje de los Argonautas)

Idmón era algo más que un simple adivino. Su nombre significaba clarividente, adivino, pero también hábil, instruido, sabio. 

"Su próxima elección recayó en Idmón de Argos, que llevaba la dorada insignia de la abubilla. Idmón era el heredero del rey Argos, pero su madre, Calíope, quedó embarazada de él después de una visita de placer al oráculo de Delfos y por este motivo se decía que era hijo de Apolo. Llevaba botas y túnica de color escarlata y una capa de color blanco bordada con dibujos de hojas de laurel en honor de su divino padre. Al igual que Mopso, estudiaba la ciencia de los augurios."(Robert Graves. El vellocino de oro)

Venía de Argos, y de su padre Apolo había recibido el arte de la adivinación . Cuando los argonautas preparan  sacrificios a Apolo para que les sea propicia la expedición, Idmón recibe un vaticinio.

"Se alegraba Idmón al contemplar la llama que brillaba por todas partes de los sacrificios y el humo agorero de ésta, que se levantaba en purpúreos remolinos. Y al instante expresó claramente el pensamiento del hijo de Leto:

Barco de Idmon y Mopso. Bodas de Cosimo de Medici
Para vosotros es ya decisión de los dioses y destino regresar aquí con el vellocino , pero os quedan en medio, por el camino, aquí y allí, trabajos infinitos. Para mí, en cambio, morir bajo un mal hado de la divinidad, lejos sin duda, sobre el continente asiático, me está destinado. Así, aunque tengo conocimiento ya de antes, por malos augurios, de mi destino, he salido de mi patria, para embarcarme en la nave, y que quede en mi lugar la fama noble del que partió." (Apolonio de Rodas. El viaje de los Argonautas)

Por tanto Idmón sabe desde el principio que no regresará de la expedición, pero a pesar de ello decide embarcarse, y dejar tras de sí la fama de participar en la gloriosa empresa.

"De este lado también se colocó Idmón, aunque con precautorios presagios; pero es vergonzoso para un héroe temer al futuro" (Valerio Flaco. Argonáuticas)

En la novela de Robert Graves es Idmon el encargado de preparar un curioso ritual para aplacar a los espíritus de los doliones muertos en lucha contra los argonautas. Plantó un tronco por cada argonauta y una estaca a su lado como si fueran lanzas, luego llamó a cada tronco con el nombre de un argonauta para confundir a los espíritus de los muertos, y se llevó sigilosamente a sus compañeros, luego volvió sólo y se dirigió a los espíritus de los guerreros muertos señalándoles los troncos :

"- Espíritus, olvidad vuestra cólera y contentaos por fin con vuestro lugar de reposo allá abajo. No aflijáis a los rebaños con plagas ni a las cosechas con añublos. Mirad, frente a vosotros en fila, están los que os han matado por error. Acosadlos a ellos si queréis, ¡pero no descarguéis vuestra cólera en sus hijos u otros inocentes!" (Robert Graves. El vellocino de oro)

Pero Idmón comete un error y no menciona su propio nombre, y así el guerrero que él mismo ha matado por error lo perseguirá en busca de venganza, y será su emblema, un jabalí el que la cumpla.

Al llegar los argonautas al territorio de los mariandinos y estar disfrutando de la hospitalidad del rey Lico, el vaticinio dado a Idmón se va a cumplir.

"En aquel momento su predestinado destino alcanzó a Idmón, distinguido por sus adivinaciones. Pero de nada le salvaron esas adivinaciones puesto que la necesidad le conducía a morir.
Jabalí. P. Tacca. 1612  Copia de un original griego. Florencia

Había, pues en la vega del río entre los cañaverales un jabalí de afilados dientes, que refrescaba sus costados y su enorme vientre en el fango, un monstruo mortífero, a quien incluso las propias ninfas habitantes del pantano temían. Ningún hombre lo sabía, ya que pacía sólo por la amplia ciénaga. Entonces avanzaba el hijo de Abante por unas elevaciones de la fangosa llanura, y el jabalí, surgiendo con un salto desde un lugar inesperado entre las cañas, le hirió en el muslo con su embestida, y le quebró por la mitad los músculos y el hueso. El herido dio un agudo grito y calló al suelo. A su bramido respondieron todos con un lamento. Atacó enseguida con su venablo Peleo al jabalí que corría en fuga hacia el pantano. La fiera se precipitó hacia el otro lado, pero le alcanzó Idas, y rechinando los dientes se abatió sobre la veloz lanza, y allí lo abandonaron caído sobre la tierra.

A Idmón lo llevaban sus compañeros afligidos hacia la nave, mientras se le escapaba la vida. Y en los brazos de sus compañeros murió. Entonces dejaron de cuidarse del viaje y aguardaron pesarosos en honor al muerto, y le lloraron durante tres días completos. Al tercero le sepultaron con magnificencia, y la población y su jefe el rey Lico personalmente, le tributaban honores fúnebres. Además, como es de ritual para los muertos, degollaron incontables reses junto a su sepultura. Y desde entonces se halla erigido en aquella tierra el túmulo de aquel héroe, y es posible aún a los nacidos más tarde ver su tumba, un asta como de navío, de acebuche, que verdea con sus hojas, un poco más abajo de la cima Aquerusia. Pero  probablemente es necesario que cuente también ésto del todo, a órdenes de las Musas. Febo aconsejó verbalmente a los Beocios y a los Niseos que le veneraran como protector de su ciudad, y que junto a aquel palo de antiguo olivo silvestre fundaran una ciudad. Pero ellos en lugar del piadoso Eólida Idmón, hasta ahora honran allí a Agaméstor" (Apolonio de Rodas. El viaje de los Argonautas)

En otras ocasiones el ataque de la bestia sorprende al argonauta cuando éste acude a recoger... ¡¡heno!!

"Por otra parte, Idmón, hijo de Apolo, allí mismo, en el palacio de Lico, cuando salió a recoger heno, cayó abatido por un jabalí. el vengador de Idmón fue Idas, hijo de Afareo, que mató al jabalí."(Hirginio. Fábulas mitológicas)

En ocasiones Idmón fue identificado con Téstor, hijo de Apolo y Laótoe, y el padre del adivino Calcante, por ello el dicho Téstor era incluido en algunos catálogos de argonautas, cuando en realidad era el propio Idmón bajo otro nombre. 

9 comentarios:

  1. Gran argonauta, y la primera víctima del viaje. ¿Qué diferencia hay entre adivino y profeta? ¿Y entonces es Idmón padre de Calcante?

    Estoy deseando saber más de Mopso. Ánimo con el blog, no todos los que te seguimos siempre comentamos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena pregunta, porque efectivamente no es lo mismo; y Idmón y Mopso cumplen dos papeles diferentes. El profeta habla por inspiración divina, incluso los dioses pueden posesionarse de él para trasmitir sus mensajes; el adivino interpreta los presagios. Idmón es más del tipo sacerdote, vidente, y habla por Apolo. Mopso actúa más como un augur, habla con las aves, es decir interpreta sus señales, la ornitomancia era todo un arte en la Grecia Antigua.

      El nombre de Téstor suele utilizarse como padre del adivino Calcante, como poco o nada se sabía de él, se le atribuían hechos que correspondían a Idmón, de ahí la identificación de uno y otro, aunque mitógrafos sigan considerándolos diferentes.

      Y Gracias por los animos.

      Eliminar
  2. Observo que dentro de los propios argonautas, ¿ había categorías-diferencias o afinidades entre ellos?
    Caso de este héroe, Idamon, con su muerte, se le da un trato muy especial, con respecto a otros que fueron cayendo por el camino. Se interrumpe el viaje, se le llora, le tributan honores, e incluso se aconseja q se le venere como protector de la ciudad de los Beocios.
    ¿ Qué tuvo de especial ? ¿ los adivinos eran mejor considerados y respetados ?¿ heredó el " don ", "poder" del Oráculo de Delfos ?...


    Atalanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las hay. No todos tienen la misma aceptación o consideración entre ellos. Idmón es respetado posiblemente por su carácter sagrado. Aunque los ritos funerarios se suelen realizar siempre que pueden para evitar ser acosados por espíritus cabreados, y en el caso de Idmón están en una buena situación, y se lo pueden permitir, no es menos cierto que no con todos guardan igual consideración, o al menos el poeta no les guarda el mismo respeto. Idas, por ejemplo, es retratado como el típico matón bocazas con el que casi todos se llevan mal, seguramente por que es el artífice del final de dos héroes muy queridos por griegos y romanos: los Dioscuros.

      Delfos es uno de los grandes oráculos de la Antigua Grecia, como bien sabrás. Idmón no hereda el don de Delfos, sino que lo recibe directamente de su padre, Apolo, quien (como ya se dijo aquí) solía regalar a sus hijos el don de la profecía. Delfos con todo, llegó a estar consagrado al propio dios Apolo, como muchos otros santuarios oraculares de la Grecia antigua, y eso es lo que tiene en común con Idmón. Si el argonauta hubiera venido de Delfos posiblemente nos estuvieran hablando de un sacerdote de dicho oráculo, pero no es así, y además el santuario de Delfos es "robado" por Apolo ya que originalmente no le pertenecía.

      Eliminar
  3. Perdón...Idmón.
    Esto de los teléfonos...


    Atalanta.

    ResponderEliminar
  4. No me ha quedado muy claro, a ver, definiciones:

    -Augur: Sacerdote que practica la adivinación mediante el comportamiento de las aves.
    -Profeta: Quien predice hechos futuros por señales y habla en nombre de los dioses.
    -Adivino: Quien predice el futuro o descubre cosas ocultas mediante poderes. Esta definición parece englobar a las otras dos.

    Entonces entiendo que Idmón sería más un profeta (llamado adivino en el mito), hablando directamente por Apolo (aunque dice que escruta en las entrañas de animales sacrificados ¿?), mientras Mopso como augur predice observando y hablando con las aves.

    ¿Y no sería mejor decir que hay mitógrafos que consideran a Idmón y Téstor el mismo sólo porque coinciden en hechos de su vida? No me quedó claro, en consenso general, ¿son o no el mismo?

    Uf, y todo esto con Idmón. Como lleguemos a Tiresias... xD


    Fdo: Ulises

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El concepto de adivino varía a través de la historia, como el de profeta según la sociedad, cultura religión o momento histórico. De forma que no te fíes mucho de las definiciones pues para el mundo mitológico no valen demasiado. No quise profundizar mucho en el tema en espera de Mopso. Pero en la interesante pregunta del anterior compañero se dejaba entrever la existencia de una diferencia clara.

      Los mitos embecellecen y por tanto Mopso no es un augur es alguien con un poder: hablar con las aves. En realidad es alguien que interpreta los signos que dejan los dioses, y aconseja un comportamiento a seguir según sean éstos: "Oye Mopso ¿paramos aquí o seguimos hasta la próxima cala? Siete gaviotas han pasado sobre mi hombro derecho en dirección al norte. Los dioses aconsejan que sigamos un poco más.

      Idmón hace predicciones de futuro, e incluso afirma que el mismo Apolo habla por su boca. Sería algo como: "Los dioses han hablado: No todos llegaremos a la Cólquide. Algunos no volveremos a Grecia. Y a otros les va a entrar una colitis que van a llegar muy deteriorados"

      En mitología no existe el llamado consenso general. el proceso es el siguiente: Se produce un hecho, normalmente importante para una ciudad o región (siglo XIII a.Co o antes). Unos cantautores van relatando la historieta, unos cuantos siglos después (siglo VIII a.C) alguien decide embellecer el cuento, e introduce elementos nuevos. Siglos más tarde (Siglo II a.C.) nos llegan poemas escritos que han recogido la tradición oral,y siguen pasando los siglos y sumandose historias y personajes hasta llegar a los romanos ( s.I d.C.) por poner ejemplos aproximados. De todo esto: mezcla de personajes y lío monumental. Digamos que Idmón y Téstor son el mismo y arreando.

      Tiresias incialmente era como Mopso augur, pero luego le fueron añadiendo habilidades.

      Eliminar
  5. Buenos, he visto otro juego. Bueno, más bien es un manual de reglas de minis. Es lo más parecido para jugar a algo de argonautas. Se llama "Tribes of Legend" (no está traducido xd). Son 112 páginas a color, con tapa dura e ilustraciones, y sobretodo muchas fotos de minis griegas (de hecho, enseña guías breves de pintura, de unos 2-3 párrafos).

    Las reglas contienen 3 juegos por separado: Tribus de leyenda, Héroes antiguos, y Ensayos de semidios. Cada sistema es diferente, pero todos comparten unas reglas "poner y jugar", que favorece más a los fans que a los estrategas. Os pongo el resumen de cada juego que entendí:

    -Tribus de Leyenda: Reglas son fáciles, mezcla de escaramuzas y unidades Warhammer. Estadísticas por unidad, tiradas de dados, etc. y la "mano de los dioses" (3 cartas que posee cada jugador para romper las normas al tomar dos activaciones consecutivas, activar una unidad dos veces o impedir a otro activar una unidad).

    -Héroes antiguos: Es un juego de escaramuza con 5 minis por bando (puede haber más de dos bandos, y las minis se eligen entre tipo Humano, Centauro, Sátiro, Harpía, y Minotauro). El objetivo es ocupar un templo (un terreno central). Cada jugador activa sus minis, las mueve y lucha si están en contacto con una rival (ninguna mini dispara).

    -Ensayos de semidiós: Para jugar en solitario, es el tipo más narrativo. Se basa en las pruebas de Hércules, cada una con sus reglas, pero en esencia es gestionar los recursos del personaje (astucia y fuerza) para completarlas. Algunas tareas dan recompensas que ayudan más adelante.

    Seguiré buscando... xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he encontrado toda una linea de figuras de Troya:

      http://www.redoubtenterprises.com/shop/?page=shop/browse&category_id=61bfef34c129536358f147a7c65905bc

      Tienen hasta la mini del hijo de Néstor, con eso lo digo todo xD Lo malo es que no veo las reglas. ¡Arridmad el hombro, vagos!

      Y la joya de la corona. Un juego sencillo de hacer y jugar de los Argonautas:

      http://frikijuegos.blogspot.com.es/2008/01/jason-y-los-argonautas-el-juego-de-mesa.html

      Yo lo he maquetado con dibujos más bonitos. Si alguien está interesado, que me escriba: luc_hamill (at) live (dot) com :D

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.