martes, 22 de julio de 2014

PÓLUX

EL PÚGIL
Polux. Plaza capitolina. Roma

El Nacimiento. A. Durand (1988)

Polux o Polideuces es el segundo miembro del binomio de gemelos llamados Dioscuros, o "Hijos de Zeus", completado en su otra mitad por Castor. Nacido como el del sorprendente parto de Leda, comparte huevo (¡No es broma!) con su hermana Helena. Como hijo de Zeus, Polux es inmortal, mientras que su gemelo al serlo de Tindareo no. Este hecho marcará el destino final de los hermanos como veremos más adelante. Los dos hermanos crecen en Esparta gracias a que Heracles había ayudado a su padre a recuperar el trono. 
Polux destacaba como hábil púgil, es decir boxeador, pero además como su hermano era un jinete consumado y un combatiente experto. Suele representársele como a Castor como un joven hermoso con un caballo y generalmente tocado con un casco o gorro de forma cónica, en forma de cascara de huevo (¡Qué obsesión lo de estos muchachos con los huevos!).

Con su hermano participa en las hazañas mitológicas más renombradas: la cacería del Jabalí de Calidón, la lucha por el trono de Atenas entre Menesteo y Demofonte y la expedición de los Argonautas.(ver Castor) 

Dioscuros. S.III a.C.. M.M.A. de N. York
"Polux trae unos guanteletes de piel de toro bruñido, además de hiriente plomo, para soltar los brazos al aire a modo de entrenamiento y para que la nave de Pagasas  contemple al hijo de Oebalo en la playa en un juego sin peligro; y el mejor en golpear las bocas de los caballos con las bridas de Tesalia, Cástor, con tal de buscar al raptor de la amedrentada Hele, habiendo permitido que Cylaro (su caballo) engordase con la hierba de Amiclas. Ambos por igual llevan un vestido de púrpura brillante por el tinte de Ténaro, labor admirable que su madre con la misma tela hizo; dos veces bordó el Taigeto y sus frondosas selvas, dos veces bordó el Eurotas con fino hilo de oro; a cada uno lo lleva su propio caballo bordado de níveo estambre y el cisne de su padre vuela del pecho de ambos" (Valerio Flaco. Argonauticas)

Cástor y Pólux. Scott y Wade Taylor
De nuevo el escritor británico Robert Graves presenta su peculiar visión de los gemelos espartanos, alejada por supuesto de fantasías mitológicas. Así es el pasaje que describe su enrolamiento por parte de Hilas en la tripulación del Argos:

"Hilas recorría las filas de los voluntarios que no tenían sangre minia. Los primeros en llamarle la atención fueron dos magníficos campeones, altos y al parecer gemelos, con músculos prominentes y vestidos con plumas de cisne. Les dio un golpecito en el hombro.

-Vuestros nombres, por favor - dijo Hércules.
- Cástor y Pólux - respondieron a unísono-. Somos los hijos de Leda y del padre Zeus, y príncipes de Esparta.
- Ya decía yo que os reconocía -dijo Hércules-, aunque ¡caramba! no os distinguiría jamás uno de otro ¿cuál de vosotros es el domador de caballos y el luchador - el que arrojé a la multitud por encima de las cuerdas en Olimpia y que después intentó enseñarme el arte de la esgrima?
El rescate de Helena. Courtois
Castor sonrió y contestó:
- Yo soy Cástor. Fui un necio al entrar contigo en el cuadrilátero. Sin embargo, nunca me habían arrojado fuera, y jamás me ha vuelto a suceder. Recuerdo bien aquellas lecciones de esgrima...Al final te aconsejé que siguieras con tu maza.
- Yo soy Pólux -dijo Pólux-. Yo gané la competición de boxeo en los Juegos. Tuve suerte de que no tomaras parte en ella.
- Estaba endiabladamente borracho -dijo Hércules y fue una suerte para los dos pues en cuanto subo al cuadrilátero siempre se me olvida que estoy luchando en un concurso amistoso, ¿verdad, Hilas, hijito? 
Cástor y Pólux, aunque no eran minias, eran primos de Idas y Linceo y se habían criado junto a ellos; entre los dos pares de hermanos existía una rivalidad mortal." (Robert Graves. El vellocino de oro)
Pólux. John Crawford
El papel de los gemelos en la expedición de los argonautas es muy activo, y son de los pocos héroes a los que encontramos mencionados en todas las listas, y protagonizando episodios destacados en la búsqueda del vellocino. Así cuando el Argos atraca en el país de los Bébrices,  y su rey Amico les reta a un combate de boxeo, es Pólux quien acepta el desafío en nombre de sus compañeros. Amico le ofrece unos correas de piel de buey duras y le amenaza con acabar con él. Pólux no replica, y se deja atar las correas por Cástor y Tálao, y comienza un combate desproporcionado entre el gigantesco y musculoso rey, y el joven e imberbe espartano.
 Dioscuros y sus compañeros a la orilla del mar. G. de Chirico
"Después con las correas ceñidas se plantaron a cierta distancia; en seguida, poniéndose en guardia con las manos pesadas en alto, ante los labios, se enfrentaron con furia uno a otro. Entonces, así como la crespa ola del mar se alza sobre la nave rápida, y ésta por muy poco, gracias a la pericia de su sagaz timonel, evita ser arrastrada una y otra vez bajo la techumbre de la ola que se desploma, así el rey de los Bebrices avanzaba para amedrentar al Tindárida y no le dejaba reposar. Pero él, inmune, una y otra vez esquivaba con habilidad su furia. Pronto comprendió por el tanteo del duro combate, por dónde era inatacable y por dónde más débil; le paraba sin cesar y cruzaba sus puños en contra de los del oponente.
Polux y Amico. Cista Ficoroni. S. IV a.C
Como cuando los carpinteros colocando una contra otra las tablas de un navío las ensartan con agudos clavos, las golpean con sus martillos, y resuena tremendamente un golpe sobre otro, así entonces resonaban las mejillas y mandíbulas de ambos, y repicaba incesante el rechinar de dientes. Y no dejaron de herirse uno a otro hasta que un jadeo de agotamiento les fue dominando a los dos. A muy poca distancia uno de otro, chorreaba de su frente el sudor en abundancia, y resoplaban con hálito de fatiga. De  nuevo se lanzaron uno contra otro, como dos toros enfurecidos que combatieran por una vaca fecunda. Entonces Amico alzándose sobre la punta de los pies lanzóse como para rematar de golpe a un toro y le descargó encima su pesado puño.
Polideuces resistió su ataque, y desviando a un lado la cabeza, recibió su brazo sobre un hombro. Apartó un poco su rodilla de la de aquél, y le golpeó con ímpetu sobre una oreja, de tal modo que le quebró los huesos interiores. Amico cayó de rodillas en agonía.
Dieron un grito de triunfo los héroes Minios, mientras él exhalaba su alma entera."(Apolonio de Rodas. El viaje de los Argonautas)

En la Cacería del Jabalí de Calidón participan los dos gemelos con sus famosos caballos, destacando por el usos de sus jabalinas, aunque en esta ocasión sin demasiado éxito.

"En cuanto a los hermanos gemelos, que aún no eran astros del cielo, destacados ambos, ambos iban en caballos más blancos que la nieve, ambos arrojaban jabalinas que hendían los aires gracias al balanceado impulso que imprimían a sus palos. Habrían herido, a no ser porque el hirsuto animal se internó en espesuras tenebrosas, inaccesibles tanto para las jabalinas como para los caballos." (Ovidio. Metamorfosis)
Geminis
Después de participar en estas misiones, los hijos de Zeus continuaron sus aventuras y sus desavenencias con sus primos Idas y Linceo. Además del enfrentamiento por el rapto de las Leucípides, las dos parejas de gemelos llegaron a discutir por el reparto de un rebaño que habían robado conjuntamente (Ver Idas). La discusión entre los primos subió de tono y acabó con un combate a muerte del que sólo salió vivo Pólux, quien al ver a su hermano muerto rogó a su padre Zeus que le permitiera renunciar a la inmortalidad para estar con su hermano. El Todopoderoso Zeus conmovido por devoción fraternal, permitió que pasaran la mitad del año en el inframundo y la otra mitad con los inmortales compartiendo ambos el mismo destino, y convirtiéndolos en la constelación Géminis.  
Con sus caballos blancos, - Cílaro, Janto y Flogeo los de Cástor; y Hárpago, el de Pólux - su túnica blanca y la capa roja, y coronados por el casco en forma de media cáscara de huevo que luego se representaría rematado por una estrella (al convertirse en constelación) los gemelos fueron divinizados y objeto de ferviente culto en Esparta donde le atribuían verdaderos milagros.

La creencia de los espartanos en los gemelos milagrosos incluso fue utilizada en su contra en una ocasión. Dos jóvenes mesenios se disfrazaron con túnicas blancas, capas púrpura, y cascos en forma de huevo, e irrumpieron en el campamento espartano a todo galope el día en que estos celebraban la fiesta de los Dioscuros. muchos espartanos aterrorizados murieron atravesados por las lanzas de los mesenios. Aunque luego de ganar una batalla cuando el jefe Mesenio intentó perseguir a los espartanos en fuga, los fantasmas de los Dioscuros se interpusieron. 
Pólux. John Sharian
En el cine además de los actores mencionados para las películas de Hércules, o los gemelos Taylor de la serie "Xena: la princesa guerrea", Pólux fue encarnado por el actor John Crawford en "Jasón y los Argonautas" film de 1963, y por John Sharian en la miniserie del mismo título del año 2000. En esta última Pólux es representado como un cantero bruto, calvo y aún más corto que su barbado hermano que por otra parte no se le parece más que en la estupidez que debe ser de familia; en definitiva un retrato más que desafortunado de los jóvenes y hermosos héroes espartanos ( ¡Si es que no hay más que verlo!). El ágil boxeador y hábil jinete se convierte en un lerdo que se embarca en la expedición medio engañado, porque los marineros expertos saben los peligros y no se apuntan ni borrachos, ¡vamos que lo enrolan por idiota!

El cómic "Olympus" del  2009 presenta a un Pólux inteligente y decidido frente al impulsivo Castor de aspecto más descuidado y desaliñado. La miniserie de 4 números recoloca a los hermanos en el siglo XXI a la caza de Pelops que actúa como el villano de la historia. Con un dibujo vanguardista la interpretación de los míticos guerreros está totalmente alejada de cualquier otra que hayamos visto antes.  

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.