jueves, 16 de octubre de 2014

POLINICES

EL MALDITO
Eteocles contra Polinices. Relieve urna etrusca. S. II a.C. Verona
Polinices es hijo de Edipo, el rey de Tebas,  y Yocasta. Es por tanto junto con su hermano Eteocles, y sus hermanas Antigona e Ismene, el producto del incesto entre su padre y su madre y abuela.

Edipo maldiciendo a Polinices. A.M. Baschet. 1883
Cuando Edipo descubrió su parricidio y el incesto cometido se cegó, y abandonó el trono de Tebas, pero no sin antes haber maldecido a sus dos hijos varones. La maldición de Edipo fue hasta tres veces sucesivas: cuando sus hijos le encerraron en los calabozos, cuando le dieron a comer los huesos de un sacrificio, y cuando contra sus deseos le sirvieron en la copa de oro y la mesa de Cadmo, el héroe fundador de Tebas. Su maldición consistió en una terrible predicción: los dos hermanos se matarían mutuamente.

"Edipo se cegó los ojos, marchándose luego de Tebas,y maldijo a sus hijos porque viéndolo desterrado de la ciudad no lo socorrieron." (Apolodoro. Biblioteca Mitológicas)

Polinices acordó con su hermano Eteocles reinar una año cada uno en Tebas. Eteocles al ser el mayor, comenzó a reinar el primero. Al transcurrir el año, Polinices reclamó el trono, pero su hermano se negó a abandonar el gobierno. En algunas versiones Polinices acude a Colona a pedir la bendición de Edipo quien le maldice de nuevo.

"Eteocles y Polinices pactaron mutuamente sobre el reino y acordaron gobernar cada uno un año. Algunos dicen que habiendo comenzado a gobernar primero Polinices entregó el reino al cabo de un año a Eteocles; otros dicen que comenzó primero Eteocles y que no quiso a su vez entregar el reino. Por consiguiente Polinices fue desterrado de Tebas y llegó a Argos con un collar y una túnica; gobernaba Argos Adrasto, el hijo de Tálao." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Polinices partió al exilio refugiándose en la corte de Adrasto en Argos. Adrasto encontró una noche peleando a Tideo y Polinices por una disputa por cual era el mejor de los dos reinos de los que ambos venían. Tideo vestía una piel de jabalí, y Polinices una de león, y al verlos el rey, recordó el oráculo que le conminaba a aliarse con un jabalí y un león, por ello decidió casar a los dos príncipes exiliados con sus hijas. Polinices se casó con la princesa Argía, quien le dio tres hijos Adrasto, Tersandro y Tímeas.

Lucha de Tideo y Polinices. Cerámica griega. 350-340 a.C.
"Habiendo anunciado unos criados a Adrasto que dos jóvenes habían llegado con vestimenta desconocida (pues uno iba cubierto con la piel de un jabalí y el otro con la piel de un león), en ese momento Adrasto —acordándose de su vaticinio— mandó que fueran conducidos a su presencia y les preguntó por qué se habían presentado así, con aquel atuendo, en sus dominios. Polinices le manifestó a Adrasto que él había llegado de Tebas y que, por esa razón, se había cubierto con una piel de león, porque Hércules descendía de linaje tebano, y llevaba consigo las señales de su raza." (Higinio. Fábulas Mitológicas)

El suegro de Polinices, Adrasto, se compromete a ayudar a sus nuevos yernos a recuperar los reinos de los que han sido expulsados. La alianza se establece para conquistar primero Tebas. (Ver Las Guerras Tebanas I)  

"...y recordando cierto adivino que le había dicho que uniría sus hijas con un jabalí y un león, los tomó cómo esposos para sus hijas, pues tenían sobre los escudos las efigies de un jabalí uno y el otro de un león. Tideo por tanto se casó con Deípile y Polinices con Argía y Adrasto prometió a ambos restituirlos en sus patrias. En primer lugar se apresuró a marchar contra Tebas, luego de reunir a los más valientes." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica) 

Polinices y Erifila. 450-440 a.C. Oinokoe. Louvre
Anfiarao, cuñado de Adrasto y vidente, se niega a acudir a la guerra, pero los aliados son conscientes de que lo necesitan para tomar la ciudad. Polinices sobornó a Erifila, la mujer del vidente con el collar mágico de Harmonia, y consiguió que esta convenciera a su marido, de resultas de lo cual Anfiarao se vio obligado a participar en la expedición a su pesar (ver Anfiarao)

"Polinices acudió a Ifis, el hijo de Alector,y le pidió conocer cómo podría obligarse a Anfiarao a que marchase en la expedición. Dijo éste que podría lograrse si Erifila obtuviera el collar. A pesar de que Anfiarao había prohibido a Erifila recibir obsequios  de Polinices, éste le dio el collar, pidiéndole que convenciese a Anfiárao para partir. Todo estaba en manos de ella; pues habiendo surgido en una ocasión un conflicto con Adrasto, Anfiarao resolvió y juró que aceptaría el arbitraje de Erifila sobre las diferencias que tuviera con Adrasto, por lo tanto cuando se hizo preciso partir contra Tebas, mientras Adrasto pedía ayuda para ello, Anfiarao se echaba atrás; entonces Erifila, una vez que recibió el collar, lo convenció para que marchase con Adrasto." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Antes de llegar a Tebas, Polinices participa junto con sus compañeros en los Juegos Nemeos, que ellos mismo instituyeron en honor al hijo fallecido del rey de Nemea. En estos juegos Polinices ganó la competición de lucha.

"...instituyeron en su honor los juegos Nemeos, en los que Adrasto alcanzó la victoria en carros, Eteoclo en el estadio, Tideo en pugilato, Anfiarao en salto y disco, Laódoco en jabalina, Polinices en la lucha...(Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

En Tebas Polinices se sitúa frente a la séptima puerta de la ciudad, y reclama a su hermano la devolución de su trono. En su escudo campea un hombre conducido por una mujer, la Justicia, y la leyenda reza: "Devolveré a este hombre a la patria, su ciudad, y la casa de sus padres".

Duelo entre Eteocles y Polinices. Pintura Etrusca. S.IV a.C.
"Voy a hablarte del séptimo que viene contra la séptima puerta, de tu propio hermano, y de las desdichas que impreca y pide para la ciudad. Quiere, después de escalar las torres, de ser proclamado rey del país y de haber prorrumpido con un canto de conquista, encontrarse contigo y habiéndose dado muerte morir cerca de ti, si deja vivo al que ha agraviado con la expulsión, castigarle de la misma manera con el destierro. Estas cosas pide el fuerte Polinices, y llama a los dioses gentilicios de la tierra paterna para que vigilen por el total cumplimiento de sus súplicas. Lleva un escudo redondo, recién forjado, sobre el cual figura un doble emblema: un hombre cincelado en oro, vistoso por sus armas, al que conduce una mujer, guía de mente sensata. Pretende ser justicia, según dicen las letras: «Restituiré este hombre a la patria y volverá a tener su ciudad y la mansión de sus padres». Tales son los emblemas de aquellos: nunca podrás reprocharme por mis relatos. Mas tú sólo decide cómo se ha de pilotar esta cuidad." (Esquilo. Los Siete contra Tebas)

Eteocles y Polinices. Tiepolo. 1725-1730
Será el mismo Eteocles, rey de Tebas quien se enfrentará a su propio hermano.

"Para ese hombre tan bien nombrado, digo, Polinices, pronto sabremos en dónde terminará su emblema: si le devolverán a su patria unas letras de oro cinceladas que fluyen en su escudo con descarrío de la mente. Si la virgen, hija de Zeus, Justicia, estuviera presente en sus acciones y sus pensamientos, quizá esto podría realizarse; pero nunca ni el día que huyó de las tinieblas maternas ni en su crianza, ni al entrar en la adolescencia, ni cuando la barba le esperaba en su mentón, justicia le ha dicho una palabra y le creyó digno de ella; ni creo que ahora, cuando maltrata su tierra patria se ponga a su lado, o sería entonces con razón de nombre falso, esa justicia aliada a un hombre que a todo se atreve en su ánimo. Con esta confianza yo mismo iré a su encuentro. ¿Qué otro podría actuar con más derecho? Príncipe contra príncipe, hermano contra hermano, enemigo contra enemigo, yo le haré frente. Trae cuanto antes las grebas, protección de la lanza y de las piedras." (Esquilo. Los Siete contra Tebas)

Finalmente ambos hermanos lucharán en un duelo a muerte que se saldará con el fallecimiento de ambos príncipes.

"Y como habían muerto ya muchos, ambos ejércitos decidieron que Eteocles v Polinices lucharan en combate singular por el reino, y así se mataron uno al otro." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Antigona y Polinices. J.E Lenepveu. 1835-1898.Nueva York 
El nuevo gobernante de Tebas y tío de ambos príncipes, Creonte, se niega a dar sepultura al cadáver de Polinices, que por haberse levantado en armas contra su patria quedará insepulto. Sin embargo su hermana Antígona desobedece la orden, bien enterrándolo según unos, bien echando sobre su cuerpo un puñado de tierra como entierro simbólico. Por ello Antígona fue condenada a muerte. 

"Creonte, hijo de Meneceo, promulgó por medio de un edicto que nadie diera sepultura ni a Polinices ni a ninguno de los que le habían acompañado, puesto que habían acudido para atacar a su patria. Su hermana Antígona y su esposa Argía tomaron en medio de la noche, a escondidas, el cuerpo de Polinices y lo pusieron en la misma pira en la que fue sepultado Etéocles." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)
Antigona ante el cadáver de Polinices. N. Lytras . 1865  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.