lunes, 27 de octubre de 2014

LAS GUERRAS TEBANAS II

LOS EPÍGONOS

Guerreros Griegos. Relieve 410 a.C. Atenas

Los preparativos.

Diez años después de la Primera Guerra de Tebas llevaba a cabo por los Siete caudillos, los hijos de éstos decidieron cobrarse venganza.

"Diez años después los hijos de los fallecidos, llamados Epígonos, emprendieron una campaña contra Tebas, queriendo vengar la muerte de sus padres." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Han pasado los años y en Tebas gobierna Laodamante, el hijo de Eteocles, que ha sucedido a su tío Creonte en el trono. 

"Cuando Laodamante creció y obtuvo el poder, los argivos llevaron por segunda vez su ejército contra Tebas." (Pausanias. Descrición de Grecia)

Pero Tersandro, el hijo de Polinices, no se resigna y quiere el trono de su padre para sí.  Los hijos de los anteriores caudillos han crecido, y están dispuestos a marchar contra Tebas. Todos menos uno, Alcmeón.

"Pero sus hijos, a los que se conoce como Epígonos, decidieron efectuar una expedición en común contra Tebas, para vengar la muerte de sus padres, después de recibir un oráculo de Apolo que les ordenaba emprender la guerra contra dicha ciudad bajo el mando de Alcmeón, el hijo de Anfiarao." (Diodoro de Sicilia. Biblioteca Histórica)

Combate. Cerámica ática de figuras negras. S. VI a.C.
La historia se repite, el hijo mayor del vidente Anfiarao se niega a ir a la guerra, mientras su hermano Anfíloco sueña con la venganza. Y de nuevo se deja la decisión en manos de la madre de ambos, Erifila. Pero ésta se deja sobornar otra vez. Tersandro recurrirá a otro regalo mágico, en esta ocasión la túnica de Harmonía, regalo de bodas de Atenea. Erifila así se decide por la guerra.

"Y Alcmeón a pesar de que no quería dirigir el ejército antes de castigar a su madre, se incorporó al ejército, pues Erifila, que había recibido la túnica de manos de Tersandro, el hijo de Polinices, lo convenció a él y a sus hijos para que marcharan a la campaña."(Apolodoro. Biblioteca Mitológica) 

El ejército de los Epígonos está listo, integrado por Adrasto, el único superviviente de la anterior guerra, y por los hijos de los anteriores caudillos: Alcmeón y Anfiloco, hijos de Anfiarao; Egialeo, hijo de Adrasto; Tersandro y Timeas, hijos de Polinices; Diomedes, hijo de Tideo; Biante, Prómaco y Tlesimenes, hijos de Partenopeo; Esténelo, hijo de Capaneo; Euríalo, hijo de Mecisteo; y Polidoro, hijo de Hipomedonte. 

Éstos son los Epígonos según Higinio:

"Tersandro, hijo de Polinices y de Argía, hija de Adrasto, argivo. Polidoro, hijo de Hipomedonte y de Evanipe, hija de Élato, argivo. Alcmeón, hijo de Anfiarao y de Erifile, hija de Tálao, argivo. Tlesímenes, hijo de Partenopeo y de la ninfa Clímene, misio... Egialeo, hijo de Adrasto;  Esténelo, hijo de Capaneo; Tersandro, hijo de Polinices; Biantes, hijo de Partenopeo; Diomedes, hijo de Tideo. (Higinio. Fábulas Mitológicas).

Ésta es la lista de Epígonos de Apolodoro:

"Los combatientes eran los siguientes: Alcmeón y Anfíloco, hijos de Anfiarao; Egialeo, hijo de Adrasto; Diomedes, hijo de Tideo; Prómaco, hijo de Partenopeo; Esténelo, hijo de Capaneo; Tersandro, hijo de Polinices; y Euríalo, hijo de Mecisteo." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Y finalmente éstos son los Epígonos enlistados por Pausanias:
  
"Cerca de estos siete -pues los argivos siguen la obra de Esquilo- están los que conquistaron Tebas: Egialeo, hijo de Adrasto; Prómaco, hijo de Partenopeo, hijo de Tálao; Polidoro, hijo de Hipomedonte; Tersandro; los hijos de Anfiarao, Alcmeón y Anfíloco; Diomedes y Esténelo; estuvo presente también en estos hechos Euríalo, hijo de Mécisteo, y Adrasto y Timeas, hijos de Polinices."(Pausanias. Descripción de Grecia)

La guerra.

Alcmeón asumirá el mando del ejército y partirá hacia Tebas, pues el oráculo de Delfos les había vaticinado la victoria si éste los comandaba.

"Consultados los oráculos, les profetizó el dios la victoria bajo el mando de Alcmeón." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Defensa de ciudad sitiada. Relieve funerario. 390-380 a.C. Viena
Los ejércitos entablan batalla ante las murallas de Tebas,y Laodamante mata al hijo de Adrasto, Egialeo; pero él a su vez es muerto por Alcmeón.

"Los tebanos acamparon frente a ellos en Glisante, y cuando llegaron a las manos, Laodamante dio muerte a Egialeo, hijo de Adrasto."(Pausanias. Descripción de Grecia)

El adivino Tiresias, quien ya aconsejara a los tebanos en la primera guerra, les vaticina que esta vez su ciudad será saqueada. Tebas sólo resistiría mientras permanezca vivo uno de los siete caudillos originales, es decir Adrasto, pero al morir su hijo éste iba perecer de pena, como así ocurrió. El consejo de Tiresias es que los habitantes abandonen la ciudad de Tebas a su suerte. El adivino les conmina a abandonar la ciudad esa misma noche, aun cuando él ya sabe que no sobrevivirá a la toma de Tebas.

"Como Tiresias les había dicho que enviaran un heraldo a los argivos y que mientras tanto ellos huyeran, enviaron un heraldo a los enemigos, y habiendo cargado ellos mismos a sus hijos y mujeres en las carretas, se escaparon de la ciudad." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica) 

Aprovechando la oscuridad los tebanos escaparon hacia el norte con sus familias, armas y enseres. Cuando se consideraron a salvo, hicieron un alto y fundaron un nuevo asentamiento, la ciudad de Hesteia. Al amanecer Tiresias, que acompañaba a los fugitivos, se detuvo para beber en el manantial de Tilfusa y murió de repente.

"Habiendo llegado durante la noche a la fuente llamada Telfusa, Tiresias bebió de ella y acabó con su vida. Los tebanos luego de hacer mucho camino fundaron la ciudad de Hesteia y se establecieron." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

El mismo día, Adrasto se enteró de la muerte de Egíaleo, apenas le dio tiempo a llegar a Megara, donde murió de pena. Cumpliéndose la profecía, los argivos se percataron de que la ciudad sitiada estaba vacía, entraron en ella, demolieron sus murallas, y recogieron todo el botín que quedaba. Una buena parte de lo saqueado fue enviado al templo de Apolo en Delfos como agradecimiento, y con esta ofrenda se envió también a Manto (o Dafne), una hija de Tiresias que había quedado en la ciudad. 

"Cuando más tarde se enteraron los argivos de la huida de los tebanos, entraron en la ciudad, recogieron el botín y derribaron las murallas. Y enviaron a Delfos una parte del botín para Apolo,y a Manto, la hija de Tiresias, pues le habían  prometido que una vez tomada Tebas le consagrarían lo más hermoso de los despojos." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

El oráculo. Howard David Johson.
Manto o Dafne, como la llama Pausanias, había heredado las dotes de adivinación de su padre, y se convirtió en una de las más famosas pitonisas del oráculo de Delfos.

"Luego los Epígonos tomaron la ciudad y la saquearon y, al apresar a Dafne, la hija de Tiresias, la dedicaron a Delfos, en cumplimiento de un voto, como primicia ofrecida al dios. Ésta conocía el arte adivinatoria no menos que su padre y, al permanecer en Delfos, acrecentó todavía más su don de profecía. Dotada de unas condiciones naturales maravillosas, escribió oráculos de todo tipo, que sobresalían por su composición, incluso el poeta Homero, dicen, se apropió de sus versos para adornar su propia poesía. Dado que frecuentemente estaba inspirada por los dioses y emitía oráculos, dicen que fue llamada Sibila puesto que el hecho de estar inspirado por los dioses se expresa con la palabra sibyllaínein." (Diodoro de Sicilia. Biblioteca Histórica)

Pausanias afirma que Laodamante, el depuesto rey, sobrevivió a la batalla y huyó con los tebanos fugitivos. 

"Cuando vencieron los argivos en la batalla, al llegar la noche, se retiró Laodamante a Iliria con los tebanos que quisieron seguirle." (Pausanias. Descripción de Grecia)

Tersandro, diez años después de la muerte de su padre Polinices, se convirtió en el nuevo rey de Tebas.

"Los argivos se apoderaron de Tebas y se la entregaron a Tersandro, hijo de Polinices." (Pausanias. Descripción de Grecia)

Consecuencias.

Pero las historias de los Epigonos no terminaron con la toma y saqueo de Tebas, sus andanzas continuaron y las consecuencias de la guerra se hicieron notar, aunque de diferente manera, en los integrantes de la expedición.

Cadmeion. Palacio Micénico. Tebas
Algunos participaron en la Guerra de Troya y fueron compañeros y camaradas de armas. Pero otros como Alcmeón, obligado por la promesa hecha a su padre antes de la primera guerra y de su muerte, mató a su madre, Erifila y fue maldecido por ella a vagar sin encontrar asilo en toda Grecia.

"Alcmeón, acordándose del mandato de su padre, mató a su madre Erifile. Más tarde las Furias lo atormentaron." (Higinio. Fábulas Mitológicas)

El collar y la túnica mágica que sirvieron de soborno en las dos guerras, y provocaron la muerte de tantos caudillos y hombres, arrastraron tras de sí un maldición que afectó a sus poseedores.  Alcmeón a petición de su segunda mujer Calírroe recuperó el collar y la túnica para regalárselos, pero le costó la vida a manos de los hermanos de su primera mujer.(ver Alcmeón)

"Calírroe, hija de Erifile, deseó tener el collar, y por ello envió a Alcmeón en contra de su voluntad a Fegia, y a él le llegó la muerte asesinado a traición por Témeno y Axión, hijos de Fegeo." (Pausanias. Descripción de Grecia)

Fegeo, el padre de Arsinoe primera esposa de Alcmeón, decidió deshacerse de los regalos malditos, y ordenó a sus hijos, que llevaran los objetos al templo de Apolo en Delfos para romper la maldición. Pero Arsino que había presenciado el asesinato de su esposo los maldijo deseándoles una muerte violenta antes de la luna nueva. Fegeo encerró a Arsinoe en una arca y la vendió como esclava al rey de Nemea. 

"Arsínoe se lo censuró y los hijos de Fegeo, la metieron en una cesta y la llevaron a Tegea, entregándosela a Agapénor como esclava, habiéndola acusado falsamente del asesinato de Alcmeón." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Los hijos de Fegeo se encaminaron a Delfos con intención de cumplir la voluntad de su padre. Mientras Calirroe la nueva esposa de Alcmeón, se entera de la muerte de su marido, ruega a los dioses que haga madurar de repente a sus hijos para que puedan vengar al padre. Los hijos de Calirroe crecen de repente, y se arman para interceptar a los hijos de Fegeo que de regreso de Delfos se han detenido en Nemea. Allí se enfrentan los hijos de Calirroe con los asesinos de su padre y los matan. Luego no contentos se dirigen a Psófide, hogar del rey Fegeo, y lo matan en su propio palacio antes de que surja la luna nueva. La maldición se había cumplido.

"Calírroe supo que Alcmeón había sido eliminado en un momento en que Zeus tenía relaciones con ella y entonces le rogó que los hijos habidos con Alcmeón crecieran para poder vengar el asesinato de su padre. Y así, habiendo crecido repentinamente, los hijos partieron para castigar la muerte de su padre. Por aquel tiempo los hijos de Fegeo, Prónoo y Agenor, llevaron a Delfos, para consagrarlos, el collar y la túnica, y se alojaron en casa de Agapénor, y asimismo los hijos de Alcmeón, Anfótero y Acarnán. Estos mataron a los asesinos de su padre, se fueron luego a Psófide y habiendo entrado en el palacio mataron a Fegeo y a su mujer. Perseguidos hasta Tegea, vinieron en su ayuda los tegeatas y algunos argivos y así se salvaron, por darse a la fuga los psofidios. Y después de exponer a su madre todo esto, fueron a Delfos y consagraron el collar y la túnica según la orden de Aqueloo. A continuación se desplazaron al Epiro, reunieron colonos y fundaron Acarnan." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Joyería micénica del Cadmeión tebano. M. Atenas
La túnica y el collar quedaron en Delfos donde eran exhibidos hasta la Guerra Santa (siglo IV a.C.) cuando el bandido focio Failos los robó, y no se sabe si el collar de ámbar engastado en oro, que los habitantes de Amatos afirmaban que era el de Erifila, era el auténtico.

"En Chipre hay una ciudad, Amatunte, en la que hay un santuario antiguo de Adonis y Afrodita. Allí dicen que está ofrendado un collar entregado originariamente a Harmonía, y llamado de Erifile porque lo recibió como regalo por causa de su marido. Lo ofrendaron los hijos de Fegeo en Delfos, y de qué manera lo adquirieron lo he dicho ya al tratar de Arcadia. Pero fue robado por los tiranos de Fócide. Sin embargo,  no está en Amatunte en el santuario de Adonis, según creo, pues el collar de Amatunte es de piedras verdes engarzadas en oro y el de Erifile dice Homero en la Odisea que está hecho de oro." (Pausanias. Descripción de Grecia) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.