lunes, 1 de septiembre de 2014

ORFEO

EL MÚSICO
Orfeo. Massimo Girotti

Orfeo es hijo del rey tracio Eagro, y de una musa, Calíope, Polimnia o Urania, pues tres son las que se disputan su maternidad. También él fue rey de Tracia, y el músico y poeta más conocido y celebrado del mundo mitológico griego.

Orfeo. F. von Stuck. 1891
Apolo le regaló una lira que aprendió a tocar maravillosamente, y además inventó o al menos mejoró la cítara, a la que le añadió dos cuerdas en honor a las musas, y así pasó de siete a nueve. Como cantor no tenía precio, y se decía que su música amansaba a las fieras y podía conseguir que hasta los árboles y las rocas siguieran su ritmo. Con sus cantos y su música también era capaz de tranquilizar a los hombres.

"Era hijo de Eagro y tracio de nacimiento, y por su instrucción, su canto y su poesía, aventajaba en mucho a todos los hombres de los que se tiene recuerdo. Compuso, en efecto, un poema que era admirable y que destacaba por la armonía de su canto. A tal punto llegó su fama que se creía que con su canto encantaba a los animales salvajes y a los árboles. Tras haberse consagrado a su educación y haber aprendido lo que cuentan los mitos sobre los dioses, se trasladó a Egipto, donde su instrucción se acrecentó mucho, por lo que entre los griegos fue el mayor experto tanto en el conocimiento de los dioses y en ritos como en poesía y en canto." (Diodoro de Sicilia. Biblioteca histórica)

Después del viaje a Egipto se enteró de la convocatoria de Jasón, y se incorporó a la expedición de los argonautas, donde su presencia iba a ser invaluable.

Orfeo. Mosaico romano. Palermo
"En primer lugar mencionemos a Orfeo, al que es fama que engendró en tiempos la propia Calíope junto a la atalaya de Pimplea, después de haberse acostado con el tracio Eagro. De Orfeo cuentan que al son de sus cantos hechizaba las inconmovibles peñas de los montes y las corrientes de los ríos. Como testimonio de aquel canto, los robles agrestes que verdean  sobre la ribera de la Zona de Tracia, aún uno tras otro se mantienen en hilera, incontables, los árboles que encantados por su lira atrajo él desde Pieria. Tal era Orfeo, a quien el Esónida, persuadido por los consejos de Quirón, aceptó como compañero de sus empresas. Era soberano de la Pieria Bistónide." (Apolonio de Rodas. El viaje de los Argonautas)

Durante el viaje la principal misión de Orfeo es la de marcar la cadencia de los remeros. También consigue calmar a los marinos e incluso a las tempestades con sus cantos.

"La cadencia del ritmo la marcaba Orfeo, hijo de Eacro." (Higinio.Fábulas Mitológicas)  

Orfeo será quien recomiende a los argonautas que recalan en Samotracia para iniciarse en los Misterios, y obtener la protección de los dioses en el viaje.

Orfeo. Adrian Lester.
"A la tarde, por consejo de Orfeo, hicieron una arribada en la isla de Electra, la hija de Atlante (Samotracia), para enterarse de los ritos secretos con santos propósitos y navegar más seguros por el cruel mar." (Apolonio de Rodas. El viaje de los Argonautas)

Los cánticos de Orfeo presiden funerales y ritos, y acompañan a los viajeros durante todo su periplo, pero donde realmente se vuelven imprescindibles es durante el episodio de las sirenas.

Orfeo. Reprod. colec.personal
"A punto estuvieron allí de lanzar las amarras de su nave sobre aquellas riberas, de no ser por el hijo de Eagro, Orfeo el Tracio. Tomó él en sus manos su lira Bistonia, e hizo sonar la rápida melodía de un canto de marcha ligera, para que los oídos, que escuchaban zumbaran bajo el son de sus cuerdas. Y la lira dominó la voz de las doncellas." (Apolonio de Rodas. El viaje de los Argonautas)

La música y la voz del músico se impuso sobre los cantos de las sirenas, y así salvó a sus compañeros, con excepción de  Butes (ver Butes). Algunos llegaron a decir que las sirenas se suicidaron al ver que los argonautas prestaban más atención a Orfeo que a ellas.

En los certámenes celebrados por Acasto en honor a su padre Pelias hubo también competiciones musicales, y el concurso de cítara lo ganó, como no, Orfeo.

"Orfeo, hijo de Eagro, venció en el certamen de cítara." (Higinio. Fábulas mitológicas)

La muerte de Eurídice. E. Quellinus. Madrid
A la vuelta de la expedición Orfeo se casó con Eurídice. Era Euridice una ninfa que se enamoró de Orfeo al oírle tocar. Después de la boda la ninfa sale al bosque a recoger flores pero le sale al paso un tal Aristeo, quizás un pastor, que trató de violar a la novia. Eurídice emprendió la huida, pero pisó una serpiente que revolviéndose la mordió causando su muerte. En otras versiones pasea con sus compañeras las nayades, cuando por mala suerte es picada por el ofidio.

"El resultado fue aún más grave que el augurio: pues la recién casada, durante un paseo en el que iba acompañada por un tropel de Náyades, sucumbió de la mordedura de una serpiente en un tobillo." (Ovidio. Metamorfosis)


El lamento de Orfeo. Dagnan-Bouveret. 1876
Orfeo se encontró a su joven desposada moribunda, y se sumió en un dolor tan profundo que, preso de la más absoluta tristeza, tomó una drástica decisión: Bajar al Inframundo en busca de su amada y traerla de vuelta.

"La lloró mucho el artista rodopeo en los altares de arriba, tras de lo cual, para no dejar de probar también con las sombras, se atrevió a descender a la Estige por la puerta del Ténaro, y, atravesando multitudes ingrávidas y espectros que habían recibido sepultura, se presentó ante Perséfone y ante el soberano que gobierna el repulsivo reino de las sombras." (Ovidio. Metamorfosis)

En la bajada a los Infiernos Orfeo fue capaz de encantar a Caronte, a Cerbero, a los Tres Jueces, y lo que es más importante al matrimonio divino que gobernaba el submundo. Incluso consiguió que mientras su música sonaba la tortura de los condenados quedara en suspenso.

Orfeo y Euridice. F. Leigton
Pero salir de la Tierra de los Muertos llevándose a un difunto tenía que tener sus condiciones, y Hades accedió a cambio de que Eurídice siguiera a Orfeo, y éste no se volviera ni una sola vez a mirarla hasta que llegasen a la luz del sol.

"Cuando murió su mujer, Euridice, mordida por una serpiente, bajo al Hades con la intención de subirla y convenció a Plutón de que la enviase hacia arriba. Éste prometió que lo haría, si Orfeo al marcharse no se volviera hasta llegar a su casa." (Apolonio. Biblioteca Mitológica)

Orfeo y Euridice. A. Rodin. 1887-1893.
Orfeo aceptó la condición. Con el sonido de su lira fue guiando en la oscuridad a Euirídice que le seguía. Sin embargo Orfeo no pudo resistir la tentación. Tenía la sensación de que el dios podía haberlo engañado. ¿Y si su esposa no estaba tras de él como le habían hecho creer? La desconfianza, la curiosidad, la ansiedad,o algo inexplicable le hizo volverse. Sólo tuvo tiempo de contemplar como su triste esposa se desvanecía ante sus ojos.

"Emprenden la marcha a través de parajes de silenciosa quietud y siguiendo una senda empinada, abrupta, oscura, preñada de negras tinieblas, y llegaron cerca del límite de la tierra de arriba. Allí, por temor a que ella desfalleciese, y ansioso de verla, volvió el enamorado los ojos, y en el acto cayó de nuevo al abismo. Y extendiendo ellos los brazos y esforzándose por ser abrazada y por abrazar, no agarra la desventurada otra cosa que el aire que se le escapa, y al morir ya por segunda vez no profirió queja alguna de su esposo (¿pues de qué se iba a quejar sino de que la había amado?), y diciéndole un último adiós, que apenas pudieron percibir los oídos de Orfeo, descendió de nuevo al lugar de donde partiera."(Ovidio Metamorfosis)


Orfeo y Eurídice. C. Corot.1861
Algunos afirmaron que Orfeo se volvió cuando ya había salido de los Infiernos, pero Euridice no, por lo que habría incumplido el trato de igual forma. Fuese como fuese Orfeo quedó desconsolado. Su viaje al Inframundo no había valido para nada. Sin embargo se decía que Orfeo empezó a aconsejar sobre la mejor manera para que el alma sorteara los problemas que surgían después de la muerte. En torno a sus enseñanzas surgió todo un culto basado en la vida después de la muerte.

Orfeo. S.IV. M B. Atenas
Orfeo comenzó a enseñar los misterios de Rea que a él le habían enseñado los Dáctilos (una especie de genios adoradores de Rea). Los misterios y el culto que iba instaurando Orfeo excluía a las mujeres, a las que prohibía la iniciación en los mismos.

El músico acabó sus días asesinado por un grupo de mujeres enfurecidas. Algunos dicen que eran estas mujeres las esposas de los discípulos de Orfeo. Estas tracias aprovechando que los hombres dejaban las armas en la puerta de la casa donde se reunían, las habían cogido y asesinado con ellas a Orfeo y a todos sus discípulos.

La muerte de Orfeo. E. Levy. 1866
"...de repente las mujeres de los cícones (tracios), con los pechos enloquecidos cubiertos de pieles de animales ven desde la cima de una eminencia a Orfeo que acompañaba sus cantos a la vibración que daba a las cuerdas. Una de ellas, al tiempo que sacude sus cabellos que flotan en la ingrávida brisa les dice: "¡Ahí, tenéis a quien nos desprecia!", y arrojó su vara, envuelta por las hojas, hizo sólo una señal sin herir. Otra, una piedra como arma, pero la piedra en mitad de su aérea trayectoria, se siente doblegada por la armonía de la voz y la lira, y, como suplicando el perdón de tan criminal intento, se detiene a los pies de Orfeo. Sin embargo, la bélica osadía va creciendo y desaparece todo freno y reina la furiosa Erinis; aún así el canto hubiera ablandado todas sus armas, pero un tremendo griterío y la flauta berecintia de recurvado cuerno y los tambores y el batir de palmas y los báquicos alaridos ahogaron el sonido de la cítara, y entonces ya las piedras se enrojecieron con la sangre del vate a quien no oían ya." (Ovidio. Metamorfosis)  

Orfeo. Art Malik
En otra versión de la muerte del músico tracio. Este ha renunciado al amor de las mujeres, o bien por fidelidad a Eurídice, o bien porque ahora prefiere a los muchachos (se le hace el inventor de la pederastia). El caso es que un grupo de mujeres presas de un loco amor por Orfeo, tal vez inspirado por Afrodita o Dionisio, al verse despreciadas por el músico, se arrojaron sobre él, y lo despedazaron arrojando su cabeza al río Hebro.

Su cabeza y su lira navegaron por el río hasta desembocar en el mar y llegar a la isla de Lesbos donde nacería la poesía lírica. Allí fue enterrada su cabeza, y se mostraba la tumba de Orfeo, privilegio que le disputaban otros lugares.

La muerte de Orfeo. J. Delville
"Los miembros de Orfeo yacen en lugares diferentes: la cabeza Hebro, y la lira, van a tí, y, cosa prodigiosa, al deslizarse en medio de la corriente, la lira emite no sé que quejumbrosos lamentos, quejumbrosa murmura la lengua sin vida, quejumbrosas responden las riberas. Y una vez llegadas al mar abandonan el río nativo y alcanzan la playa de Lesbos en Metimna." (Ovidio.Metamorfosisis)

Los dioses recogieron su lira y la colocaron en el cielo entre las estrellas, naciendo así una nueva constelación:  la Lira.

Se afirmaba que  otro músico famoso, Lino era hermano de Orfeo, y Museo, un hijo que el tracio había tenido con Selene, la Luna, había sido también su discípulo.

Orfeo. Gino Mattera.
En la televisión y en el cine el personaje de Orfeo y su mito han tenido numerosas adaptaciones y reinterpretaciones contemporáneas de su historia con Euridice. Su presencia en la expedición de los argonautas si se ha visto más limitada, aún así lo hemos podido ver en "Los Gigantes de la Tesalia"(1960) interpretado por Massimo Girotti, eso sí afirmando ser príncipe de Esparta, y vistiendo como un egipcio. En las producciones centradas en Hércules interpretadas por Steve Reeves "Hércules"(1958) y "Hércules desencadenado" (1959) el papel del músico recae en Gino Mattera.  En la miniserie "Jasón y los argonautas"(2000) el actor de color Adrian Lester interpreta al tracio. Incluso el actor Art Malik se mete en la piel del mítico músico en el "Cuentacuentos. Los mitos Griegos"(1991). Por supuesto las series como "Hércules: los viajes legendarios", "Xena: la princesa guerrera"; o "El joven Hércules", también tuvieron su propia versión de Orfeo. 

8 comentarios:

  1. Entonces, ¿Orfeo ya era rey cuando partió en el Argos?

    En "Jasón y los argonautas" (2000) cometen el fallo de que habla de su pédida de Eurídice antes del viaje.

    Fdo: Ulises

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según Apolonio sí, era ya rey. Pero a mi me sigue pareciendo que la mayoría van de príncipes. Dejar el reino e irte de aventura me parece muy arriesgado, pero en fin.

      Y sí, también tienes razón en lo de la serie, les cuenta lo de Eurídice.

      Eliminar
  2. Ja, ja, mi favoritooo :D

    ¿Y no se dice nada de que manejase las armas, o luchaba tocando su lira?

    Aparte, en vez de recalar en la isla de Electra, tenía que fue en el islote de Tinia, en el Mar Negro, donde Apolo se les aparece y Orfeo le hace un altar.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que tenía entrenamiento en armas, pero evidentemente era superado por los otros. Si se afirma que era adivino, pero no se le ve hacer profecías, creo recordar.

    El episodio que mencionas no es excluyente del otro. Con frecuencia durante la expedición, Orfeo dirige rituales o erige altares en honor a Apolo en lugares en los que desembarcan, por ejemplo cuando ven al muerto viviente Esténelo, y deciden desembarcar y Orfeo alza un altar a Apolo y le deja su lira encima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo de la isla de Electra es apenas dejan Lemnos, no?

      He estado mirando el número de "Ejércitos y batallas", y es el 34 el de "Antiguos Griegos", pero no lo veo en pdf, y eso que hay muchos que sí. ¿No sabrías dónde conseguirlo, no?

      Por cierto, si deja la lira en el altar, y eso pasa incluso antes de llegar a la Cólquide... ¿Orfeo llevaba 2 liras? :S

      -=Pirítoo=-

      Eliminar
    2. Exactamente después sí señor.

      ¿Dónde conseguir el librito? Imagino que habrás rastreado todas las opciones conocidas Librosgratis, quedelibros, y todo eso, si en esas no está, ni idea.

      Supongo que Orfeo lleva cuerdas de repuesto, y el resto se lo confecciona sobre la marcha.

      Eliminar
  4. Preciosas las imagenes que nos has puesto, personalmente, la primera y..." el lamento de Orfeo "son magníficas.

    Atalanta.

    ResponderEliminar
  5. Sí. El mito de Orfeo es muy querido por los artistas y hay verdaderas joyas.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.