viernes, 19 de septiembre de 2014

ANFIARAO

EL ADIVINO

Anfiarao. Ian McShane

Anfiarao es el hijo de Oícles y de Hipermestra. Es un descendiente del también adivino Melampo, y de él se decía que había heredado las dotes proféticas.  Algún escritor lo incluye entre el catálogo de los argonautas, aunque la mayoría lo descartan. Si embargo prácticamente todos están de acuerdo en colocarlo entre los Cazadores de Calidón. 

Anfiarao. Bronce de Riace. S. V a.C.
"... y el Eclida aún respetado por su esposa."( Ovidio. Metamorfosis) 

Al rodear a la fiera, después de disparar Atalanta y herir al jabalí, es Anfiarao el segundo cazador en alcanzar al animal. (Ver la Cacería de Calidón)

"Al jabalí la primera en asaetearlo en el lomo fue Atalanta, Anfiarao el segundo en un ojo." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Cuando comenzó a reinar en Argos Anfiarao mató a Tálao, el padre de Adrasto, y éste tuvo que marchar al destierro. Luego se produjo una reconciliación entre ellos, que sellaron mediante el matrimonio de Anfiarao con Erifile, la hermana de Adrasto. Los cuñados sellaron un pacto: Si alguna vez tenían una discusión someterían la decisión final a Erifile.

"En aquella época, puesto que Anfiarao rivalizaba con Adrasto por el trono, los dos llegaron a un acuerdo mutuo por el que confiaban la decisión sobre sus diferencias a Enfila, que era esposa de Anfiarao y hermana de Adrasto." (Diodoro de Sicilia. Biblioteca Histórica)

De Erifile Anfiarao tuvo varios hijos Alcmeón, Anfíloco, Demonasa y Eurídice. A veces también se le hace padre de Catilo, Coras y Tiburno.

Al presentarse Polinices en la corte de Adastro y convertirse en su yerno, éste organizó la primera guerra de Tebas, y le pidió ayuda a Anfiarao. Pero Anfiarao sabía por sus dotes proféticas que ningún caudillo, salvo Adrasto, volvería vivo de la expedición. Le hizo jurar a su mujer que no aceptase regalos; y luego se negó a ir a la expedición. Los intentos de Adrasto por convencerlo chocaban con la firme negativa de éste a acudir a la guerra. (Ver Las Guerras Tebanas I) 

Anfiarao. Daniele Vargas
"Pero Anfiarao, el hijo de Oícles, que era adivino, previó que necesariamente todos los que marchaban en la expedición, excepto Adrasto, morirían; y así él mismo no se atrevió a partir, echando atrás a los demás."( Apolodoro. Biblioteca mitológica) 

Polinices soborna a la mujer de Anfiarao con el collar de Harmonía, que proporcionaba belleza a quien lo portaba, aunque se afirmaba que su uso acarrearía el mal a su poseedor. A cambio del collar Erifile, que comenzaba a sentir los estragos de la edad, se compromete a convencer a su marido para que vaya a la guerra. Anfiarao obligado por el juramento de acatar la decisión de su mujer ante una disputa con Adrasto, tiene que ceder, y se apresta para la guerra sabiendo que ha de morir en ella. Antes de partir enterado del soborno de su mujer que le ha de costar la vida, hace prometer a sus hijos que le vengarán matando a su mujer, y encabezando una nueva expedición contra Tebas.

"Anfiarao se echaba atrás; entonces Erifila, una vez que recibió el collar, lo convenció para que marchase con Adrasto. Anfiarao viéndose en la obligación de marchar en la expedición, encargó a sus dos hijos que cuando crecieran mataran a su madre y partieran contra Tebas." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

En Nemea al producirse la muerte del niño Ofeltes, es Anfiarao quien advierte a los expedicionarios que es una señal de mal agüero. Por ello instituyen los Juegos Nemeos, en los que, según Apolodoro, Anfiarao vence en dos disciplinas, en salto y disco.

Los caudillos se posicionan ante Tebas ocupando cada uno de ellos una de las siete puertas de la ciudad. Anfiarao sin embargo le guarda rencor a Tideo al que culpa de haberlo embarcado a todos en la funesta empresa.

La partida de Anfiarao. Cerámica griega. 450 a.C.
"Voy a decir el sexto, el varón más sabio y, más valiente en el combate, el poderoso adivino Anfiarao. Colocado delante de la puerta Homoloide, llena de improperios al fuerte Tideo: «Homicida, perturbador de la ciudad, el maestro mayor de los infortunios para Argos, mensajero de Erinis, ministro de Muerte, consejero de estas desgracias para Adrasto.» Después, dirigiendo la mirada hacia tu hermano, el fuerte Polinices, elevando los ojos, y al fin partiendo el nombre en dos, le llama y salen estas palabras de su boca: «¡Ciertamente, tal hazaña es agradable a los dioses y bella de escuchar y de decir a los descendientes: destruir la ciudad de los padres y los dioses de la raza, lanzando contra ellos un ejército extranjero! ¿Con qué derecho vas a restañar la fuente materna? La tierra patria conquistada por tu afán con la lanza, ¿cómo será tu aliada? Yo, por mi parte, fertilizaré este suelo, adivino sepultado bajo tierra enemiga. Luchemos: no es deshonroso el destino que espero.» Así habló el adivino, mientras llevaba gravemente su escudo de macizo bronce. Pero no hay emblema en su escudo: pues no quiere parecer el mejor sino serlo, cosechando surco profundo en su ánimo, del cual brotan nobles designios." (Esquilo. Los Siete contra Tebas)

El rey de Tebas Eteocles envía a un guerrero experimentado, Lástenes contra Anfiarao, pues aunque lo considera el más justo de los adversarios, también sabe que Anfiarao no desea la lucha.

Anfiarao. Relieve griego. S.V-IV a.C. M.A.Atenas
"¡Ah, funesto presagio que asoció un hombre justo a los impíos! En toda empresa no hay nada peor que una mala compañía: el fruto no es bueno para cosecharse. Si un hombre piadoso se embarca con marineros ardientes para el crimen, perece con la raza de hombres odiosa a los dioses; o si un justo se une con ciudadanos inhospitalarios que no se acuerdan de los dioses, cae justamente en la misma red y sucumbe a golpes del látigo común del dios. Así ese adivino, digo el hijo de Ecico, prudente, justo, valiente, piadoso, gran profeta, mezclado contra su voluntad, a impíos de boca temeraria, comprometidos en una expedición de difícil regreso, será, si Zeus quiere, arrastrado en la misma red. Creo que ni siquiera atacará nuestras puertas, no porque carezca de valor ni por cobardía de ánimo, sino que sabe cómo ha de morir en la batalla, si los oráculos de Loxias han de llevar su fruto: acostumbra callar o decir lo que conviene. Con todo, contra él colocaremos a otro guerrero, el fuerte Lástenes, guardián de puerta que odia al extranjero; anciano por su mente, tiene, en cambio, un cuerpo joven, ojo rápido y mano presta para alcanzar con la lanza un flanco no protegido junto al escudo." (Esquilo. Los Siete contra Tebas)  

Anfiarao. Relieve de Oropos. S.IV a.C. Berlín
Cuando Tideo cae herido, Anfiarao le lleva la cabeza de su adversario incitándole a comer sus sesos para sanarse, aunque actúa movido por la venganza al ver que Atenea se prepara a salvar a Tideo. Así el vengativo adivino se asegura la muerte del calidonio.

"Pero en cuanto Anfiarao se dio cuenta, por odio a Tideo, porque contra su criterio había convencido a los argivos a marchar contra Tebas, le cortó la cabeza a Melanipo y se la entregó a Tideo, que a pesar de estar herido había logrado matar a Melanipo, y entonces le abrió la cabeza y le absorbió los sesos." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Tras el duelo a muerte entre los dos hermanos tebanos, Polinices y Eteocles, Anfiarao emprende la huida en su carro por la orilla del río Ismeno. Un tebano le persigue y cuando está a punto de alcanzarlo y atravesarlo por la espalda, Zeus apiadándose lanza un rayo que abre la tierra bajo los pies de los caballos del adivino. Anfiarao se precipita dentro de la brecha sin dejar rastro. Con él desaparece su auriga Banto.

Anfiarao. Barbieri. 1506-1560
"Y a Anfiarao, que había huido al río Ismeno, antes de ser herido en la espalda por Periclímeno, Zeus le lanzó un rayo y la tierra se abrió, y así él con su carro y el auriga Batón., Según otros con Elato, fue sepultado y Zeus lo hizo inmortal." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica)

Para algunos la muerte de Anfiarao no es tal, sino que es una ascensión, y el adivino termina siendo adorado como dios en algunas regiones de Grecia.

"Se dice que, al huir Anfiarao de Tebas, la tierra se abrió y que lo tragó con su carro. Pero dicen que no sucedió aquí, sino en el lugar llamado Harma (carro), yendo por el camino de Tebas a Calcis. Los de Oropo fueron los primeros que consideraron a Anfiarao como un dios, y después también lo consideraron todos los griegos." (Pausanias. Descripción de Grecia)
  
En la película del 2014 "Hércules" uno de los compañeros del semidiós es precisamente el adivino Anfiarao interpretado por el veterano actor Ian McShane. En el mismo film comparte aventuras con uno de sus compañeros de la expedición a Tebas, Tideo.

En el film "Hércules y la reina de Lidia" (1959) Anfiarao es uno de los enemigos de Hércules, y es interpretado por el actor italiano Daniele Vargas.

En las dos miniseries de cómics dedicadas a Hércules, tituladas "Hércules. Las guerras Tracias "y "Hercules. Las dagas de Kush", Anfiarao es uno de los compañeros mercenarios que acompañan al héroe en su deambular por el mundo antiguo, actuando la mayoría de las veces como consejero y cerebro del grupo.

.

9 comentarios:

  1. Lo ponen un poco payaso en la peli de 2014, aunque también es de lo mejor de la peli xD

    Ulises

    ResponderEliminar
  2. Jerri, hemos adquirido dos disfraces. ¿Cuál ves mejor para Etálides?

    A mí me gusta este, porque creo que los argonautas irían con flequitos romanos:
    http://www.vivefiestas.com/img-productos/ampliadas/2707_20402.jpg

    Pero este parece más de heraldo, pero menos de argonauta aventurero:
    http://www.vivefiestas.com/img-productos/ampliadas/61113_16399.jpg

    Ello aderezado con el famoso gorrito con alas :D

    ResponderEliminar
  3. No te digo nada que luego te ofendes, y dices que ese era el elegido.
    El blanco parece más para Orfeo, le pones una lira y arreando.
    El otro, dentro de lo feo, con el gorrito, a lo mejor mejora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jerri, yo... necesito ayuda. Indícame disfraces convenientes para Peante, Pólux y Etálides, por favor. Y también para Eufemo. Porfaaa

      -=Pirítoo=-

      Eliminar
    2. Me temo que yo de estilismo y disfraces más bien poca idea. Mira los que han ido colgando los compañeros, y los comentarios que han hecho, a lo mejor te sirven.

      Si te recomiendo yo, lo mismo acabas pareciendo cualquier cosa menos un argonauta.

      Eliminar
    3. Efectivamnte, el otro, el feo, era el elegido xD Y el blanco es para el que hará de Orfeo, que se compró una lira y una lanza xD

      Mmmmm, échame una mano, leñe, que te haces de rogar. Quiero ir lo más fielmente posible, pero olvídate de casco con colmillos de jabalí y pintas micénicas brutas jaja Busco algo medio a lo Brad Pitt, medio a la miniserie de Jason London jaja

      Eliminar
  4. ¿Anfiarao rey de Argos antes que Adrasto? ¿Y por qué le cedió el trono?

    Ahora he entendido mejor por qué va a la guerra, por ese acuerdo con la mujer :)

    Aparte, en la frase del escudo sin símbolo, creo que sería "no quería parecer el mejor, sino serlo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Talao, padre de Adrasto ,como heredero de Biante, tiene un tercio del reino de Argos, que imagino que es lo que le quita Anfiarao, y luego devuelve a Adrasto, que por su parte ya reina en Sición. Los nombres de las ciudades a veces coinciden con los de sus reinos y territorios dominados, de forma que uno puede gobernar la ciudad de Argos, y tener como rey dependiente, el gobernante de una ciudad o territorio limitrofe. Las relaciones entre gobernantes micénicos son bastante completas, creo que ya lo apunte en otro comentario, cuando hablé de los wanax, lawagetas, y demás.

      Y efectivamente el texto ya está corregido. Tenías razón.

      Eliminar
  5. Me ha pasado igual que a Orfeo,queda claro el porquè va a la guerra.
    Jerri, me ha parecido muy currada esta ficha, está genial y... qué decir de los relieves tan bonitos que sabes elegir.

    Atalanta.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.