domingo, 7 de septiembre de 2014

LAS GUERRAS TEBANAS I

LOS SIETE CONTRA TEBAS
El juramento de los 7 caudillos conta Tebas. A.L. Girodet 1800
Antecedentes

Edipo, rey de Tebas, se había casado con su madre Yocasta sin conocer el parentesco que les unía. De la unión de madre e hijo nacerían cuatro vástagos, dos niñas: Ismena y Antígona; y dos niños: Eteocles y Polinices. Cuando el rey descubre el involuntario incesto se auto destierra y deja en su lugar a Creonte, hermano de Yocasta, y por tanto tío y cuñado a la vez del rey.

Edipo en Colono. .J.A.T Giroust. 1788 
Creonte, que ya había ejercido la regencia en Tebas a la muerte del anterior rey, Layo; vuelve a ocupar el mismo puesto durante la minoría de edad de los dos hijos varones de Edipo. Cuando los herederos de Edipo alcanzan la edad de ocuparse del gobierno, Creonte les cede el trono.

En otras versiones son los propios hijos de Edipo quienes le destierran después de haberlo menospreciado enviándole la parte trasera de un animal sacrificado, y no la delantera que es el privilegio del rey. Edipo abandona la ciudad maldiciendo a sus hijos, advirtiéndoles que se matarán el uno al otro. 

"Edipo se cegó los ojos, marchándose luego de Tebas, y maldijo a sus hijos porque viéndolo desterrado de la ciudad no lo socorrieron. Así se presentó con Antigona en Colono de Ática, donde se hallaba el campo consagrado a las Euménides, y se sentó suplicante, y acogido por Teseo, murió no mucho después." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica) 

Eteocles y Polinices llegan a un acuerdo para gobernar en paz: Se alternarán en el gobierno de la ciudad, reinando cada uno un año. Eteocles inicia primero su reinado anual, pero cuando el plazo de entregar el trono se cumple, se niega a ceder el gobierno a su hermano Polinices, alegando la mala disposición de su mellizo.

"Eteocles y Polinices pactaron mutuamente sobre el reino y acordaron gobernar cada uno un año. Algunos dicen que habiendo comenzado a gobernar primero Polinices entregó el reino al cabo de un año a Eteocles; otros dicen que comenzó primero Eteocles y que no quiso a su vez entregar el reino. Por consiguiente Polinices fue desterrado de Tebas y llegó a Argos con un collar y una túnica; gobernaba Argos Adrasto, el hijo de Tálao."(Apolodoro. Biblioteca Mitológica) 

Los Siete caudillos.

Polinices y Erifila. V. Kramarenko
Polinices se exilia de Tebas y encuentra refugio en la corte del rey de Argos, Adrasto. Adrasto tiene dos hijas Egiea y Déipile, y un oráculo le aconseja casarla con dos príncipes desterrados que se encuentran en su corte Polinices, y Tideo de Calidón. Tras el matrimonio el rey de Argos se compromete a restituir a sus dos yernos a sus tronos respectivos, pero empezando por el más cercano, Tebas.  

Entonces Adastro decide reunir aliados para el ataque, y además de dos de sus jefes argivos, Capaneo e Hipomedonte, pide la ayuda del hijo de Meleagro y Atalanta, Partenopeo. Por último intenta la colaboración de su cuñado Anfiarao, quien es adivino y ha pronosticado la muerte de todos los caudillos que vayan contra Tebas, menos uno. Sólo la intercesión de Erifila, hermana de Adastro y esposa de Anfiarao, evita el enfrentamiento entre los cuñados, y gracias a que ésta había sido sobornada con un collar mágico, que conservaba la belleza, consiguieron la colaboración de Anfiarao.

"Polinices, hijo de Edipo, habiéndose cumplido un año, reclamó el reino a su hermano Etéocles. Éste no quiso cederlo. Por ello Polinices se presentó con la ayuda del rey Adrastro en compañía de siete caudillos para saltar Tebas." (Higinio. Fábulas) 

El ejército está preparado, y los siete caudillos son: Adrastro, Anfiarao, Capaneo, Hipomedonte, Partenopeo, Polinices y Tideo. Algunos autores añaden  a Eteoclo hijo de Ifis, alegando que Polinices no era uno de los siete, y a veces también a Mecisteo.

"Adrasto, Polinices, Tideo y sus compañeros tomaron consigo cuatro comandantes, Anfíarao, Capaneo, Hipomedonte y también Partenopeo, hijo de Atalanta, la hija de Esqueneo, y emprendieron
la expedición contra Tebas con una fuerza considerable." (Diodoro de Sicilia. Biblioteca Histórica)

La Guerra.

De camino a Tebas llegan a Nemea donde reina Licurgo. Los caudillos piden permiso para que las tropas se refresquen. El rey Licurgo envió a su sierva Hipsípila, antigua princesa de Lemnos, que era la nodriza de su hijo Ofeltes. La sierva deja un momento al niño en el suelo, mientras conduce a los guerreros a un cercano manantial. En ese momento una serpiente se enrosca alrededor del niño y le muerde. Cuando vuelven  los soldados, sólo pueden matar al ofídio, y enterrar al pequeño.

"Así pues, los siete jefes que marchaban a Tebas, mientras buscaban agua, llegaron hasta Hipsípila, y le rogaron que les indicara dónde había agua. Ella, temiendo depositar al niño en tierra,[...] había junto a la fuente un apio muy alto, en el que depositó al niño. Mientras ella les ofrecía agua, una serpiente que custodiaba la fuente devoró al niño. (Higinio. Fábulas Mitológicas)

Siete contra Tebas. Aleksandra Ekster (1908-1924)
El adivino les advierte que la muerte del niño es un muy mal augurio. Por ello instauran unos Juegos en honor al niño ahora rebautizado como Arquémoro, "el iniciador de la condena". Estos serán los Juegos Nemeos que constan de siete pruebas. Cada una de esas primeras pruebas fue ganada por uno de los caudillos. Los Juegos se celebrarán cada cuatro años,  y los vencedores se vestirán con túnicas negras de duelo, y la corona de vencedor será de perejil infausto.

"...llamaron al niño Arquémoro e, instituyeron en su honor los juegos Nemeos, en los que Adrasto alcanzó la victoria en carros, Eteoclo en el estadio, Tideo en pugilato, Anfiarao en salto y disco, Laódoco en jabalina, Polinices en la lucha y Partenopeo en arco." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica) 

Luego la expedición continua su camino hacia Tebas. Al llegar a Citerón se envía una embajada a Eteocles solicitándole la abdicación. Al negarse el tebano a abandonar el trono, comienza el asedio. Los siete caudillos se colocan cada uno de ellos con sus tropas delante de las siete puertas de la ciudad.

"Siete guerreros, impetuosos capitanes, degollando un toro en un escudo negro, y mojando sus manos en la sangre del toro, por Ares, Enio y Terror juraron o destruir y saquear por la violencia esta ciudad de los cadmeos o, muriendo, empapar esta tierra con su sangre. Después colgaron con sus manos en el carro de Adrasto recuerdos suyos para sus padres en las casas, derramando lágrimas; pero ninguna queja había en sus labios, pues su corazón de hierro, inflamado de valentía, respiraba coraje, como leones con ojos llenos de Ares. Y la prueba de esto no se retarda por negligencia: los dejé echando suertes a qué puerta cada uno de ellos, según obtuviera en el sorteo, conduciría sus tropas." (Esquilo. Los Siete contra Tebas)

El adivino Tiresias había vaticinado que Tebas ganaría si se sacrificaba un príncipe de la casa real. Según Tiresias, el dios Ares estaba enojado con Tebas porque Cadmo había dado muerte tiempo atrás a su dragón sagrado, así que el dios de la guerra reclamaba el sacrificio de un tebano descendiente por padre y madre de los hombres nacidos de los dientes del dragón, y que además no se hubiera unido a ninguna mujer. Sólo Meneceo, un hijo de Creonte, cumple las condiciones, así que se ofrece voluntario y se sacrifica arrojándose desde lo alto de las murallas, o según otros se degolló frente a una de las puertas.

"Y a los tebanos, que le habían consultado, les dijo que vencerían si Meneceo, el hijo de Creonte, se ofrecía a sí mismo en sacrificio para Ares. Oído esto, Meneceo, el hijo de Creonte, se degolló él mismo ante las puertas." (Apolodoro. Biblioteca Mitológica) 

Antigona e Ismene ante el cuerpo de Polinices. M. Stillman
Los tebanos son derrotados en una escaramuza y se retiran a la ciudad, pero cuando los enemigos retoman el asedio, Capaneo muere intentando tomar la muralla. Envalentonados los tebanos hacen una salida, y van matando a varios de los jefes argivos. 

"Pero el ejército de los argivos llegó hasta el centro de Beocia desde el centro del Peloponeso, y Adrasto reunió tropas aliadas de Arcadia y de Mesenia de la misma manera que a los tebanos les vinieron tropas mercenarias de los focidios y los flegias de la región Miniada. Y, en la batalla que tuvo lugar junto a la colina Ismenio, los tebanos fueron vencidos en el encuentro y, cuando se dieron la vuelta, se refugiaron en la muralla." (Pausanias. Descripción de Grecia)

Eteocles y Polinices se retan en un combate singular, y ambos mueren en el mismo. 

Sólo Adrasto ha sobrevivido y abandona la guerra que ya da por perdida, volviendo a su ciudad, Argos.

"Como los peloponesios no sabían asaltar una muralla y hacían sus ataques con más ánimo que ciencia, los tebanos mataron a muchos de ellos disparándoles desde la muralla, y después vencieron también a los demás cuando salieron contra ellos, pues estaban ya en desorden, de modo que fue destruido todo el ejército, excepto Adrasto." (Pausanias. Descripción de Grecia)

Las Secuelas.

Creonte queda de nuevo como rey de Tebas. Dedica honras fúnebres en honor de Eteocles, pero deja los cadáveres de los enemigos sin darles sepultura. Cuando Antigona, la hija de Edipo, intenta enterrar a escondidas a su hermano, es sorprendida, y condenada a muerte, a pesar de estar prometida con el hijo de Creonte, Hemón 

Antigona. F. Leighton.1830-1896
Antigona es encerrada en la tumba de sus antepasados. Hemón se apresura a acudir a salvarla, pero cuando abre la tumba la encuentra ahorcada. Desesperado, Hemón también se suicida. Enterada la mujer de Creonte y madre de Hemón de la muerte de su hijo, también ella se suicida. Otra versión del mito cuenta una historia algo diferente.

"Antígona fue llevada ante el rey. Éste la entregó a su hijo Hemón, a quien estaba prometida, para que la matara. Hemón, presa de amor, desobedeció la orden de su padre, entregó a Antígona a unos pastores, y mintió diciendo que la había matado. Antígona engendró un hijo y, cuando éste llegó a la edad viril, llegó a Tebas con ocasión de unos juegos. El rey Creonte lo reconoció porque todos los del linaje del Dragón tenían una marca en el cuerpo. Aunque Hércules intercedió en favor de Hemón para que el rey lo perdonara, no lo consiguió. Hemón mató a su esposa Antígona y se suicidó." (Higinio. Fábulas Mitológicas)

Creonte ha quedado como rey de Tebas. Cree haber hecho lo correcto, pero su inflexibilidad le ha ganado el desprecio de los dioses, y la maldición también le ha golpeado a él. Desde Argos, el rey Adastro ha pedido a Atenas que vengue la impiedad de Creonte al negarse a enterrar a los enemigos. 

"Los cuerpos de los caídos al pie de la Cadmea permanecían insepultos, y nadie se atrevía a enterrarlos. Fueron los atenienses, que aventajaban a todos los demás por su rectitud, quienes enterraron a los caídos al pie de la Cadmea".(Diodoro de Sicilia. Biblioteca Histórica)

Teseo, rey de Atenas, ataca Tebas, y Creonte muere en la batalla contra los atenienses. El hijo de Eteocles, Laodamante hereda el trono maldito de Tebas. En diez años él mismo se tendrá que enfrentar a la venganza de los hijos de los caudillos argivos en la segunda guerra de Tebas, la guerra de los Epígonos.     

"Un poco mas allá del pozo está el santuario de Metanira, y después de él hay tumbas de los que marcharon contra Tebas. En efecto, Creonte, que reinaba entonces en Tebas como tutor de Laodamante, hijo de Eteocles, no permitió a los parientes que los recogieran y los enterraran; y cuando Adrasto suplicó a Teseo y tuvo lugar una batalla entre los atenienses y los beodos, como venció Teseo en la batalla, llevó al país de Eleusis los cadáveres y allí los enterró. Pero los tebanos dicen que la recogida de los muertos la concedieron voluntariamente y afirman que no trabaron combate." (Pausanias. Descripción de Grecia)

4 comentarios:

  1. Entonces, según lo visto, esta guerra va tras la Cacería (que yo pongo tras los argonautas) pero antes de Troya (y sería poco antes).

    Quedan muchos detalles de la muerte de los caudillos, pero supongo que caerán sus 7 fichitas (más las de Eteocles, Creonte y demás).

    Ha sido una grata sorpresa, con un par de... por un lado, por soltar así como así una guerra, hoy que es domingo (la Cacería también cayó en domingo). Y por otro lado, por pasar de la Centauromaquia y Troya, que era lo que pedíamos xD

    Por cierto, ese Adrasto... ¿era hijo del argonauta Tálao?

    ResponderEliminar
  2. Muy buen mito, sí señor. "El qué pasó con" después de Edipo (personaje que me cae tan mal como Idas o Anceo tegeta). Interesante también será la Guerra de los Epígonos, algunos futuro pretendientes de Helena de Troya.

    Nosotros seguimos buscando los disfraces... Qué te parece esta versión 1?
    http://www.disfracessimon.com/makethumb.php?pic=images//fotos_m/644.jpg&w=450&sq=Y

    ¿O está otra versiòn 2?
    http://www.disfracesjarana.com/components/com_virtuemart/shop_image/product/Disfraz_de_Guerr_533213ff7bd58.jpg

    ¿Y esta para un Estáfilo o Fano?
    http://www.disfracesjarana.com/components/com_virtuemart/shop_image/product/Disfraz_de_Roman_51d3d7f40fff4.jpg

    Y esta para un Eufemo o Anceo de Samos:
    http://mercadisfraces.es/9173-thickbox_default/disfraz-de-zeus-talla-xl.jpg

    Seguimos dudando... Somos 4, y hay unos 50 para elegir... Algunos quieren Peleo, otros Orfeo, otros Calais, Hércules, Etálides, Eufemo... Incluso Meleagro. Un horror. Ayudita jaja No sabemos en qué caso túnica y en cual armadura y/o capa...

    Fdo: Ulises

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Edipo es un personaje con mucha información por las tragedias griegas que cuentan sus desgracias; pero que queda muy al margen de los otros héroes con los que apenas se relaciona, aunque sirve como introducción a las Guerras Tebanas. Y Efectivamente has dado con la clave, la Guerra de los 7 desemboca en la de los Epígonos, y ésta en la de Troya. No es que se necesiten para entender Troya, pero explica a algunos personajes, y el sistema de alianzas y parentescos.

      Los disfraces con modificaciones os pueden quedar bien. Evidentemente el de Zeus, con esas barbas y la coronita, parece más Melchor; pero el traje sin el rayo y los aditamentos no está mal, para un Orfeo o un Etalides, o como dices tú por el azul para un hijo de Poseidón. El que das para los hijos de Dioniso tampoco les va mal. Los otros dos más en plan guerrero te podría servir para un Meleagro o un Peleo.

      Como sois cuatro podéis combinar funciones y aspecto: Dos con aspecto más guerrero con armadura y complementos espada,escudo, lanza (un complemento, dos, o combinaciones), y los otros dos más ligeros, con túnicas y capas, y armas más ligeras, un arco por ejemplo.

      Idea general: Elegir personajes muy diferenciados entre sí, y fáciles de reconocer. Orfeo es una buena elección, por la lira o cítara. Calais o Zetes si se tintan el pelo de azul y se ponen alas ni te digo. Un guerrero con su armadura completa, da igual la elección, a gustos Meleagro o Peleo. Y el último pues quedan buenas vacantes: Hércules es más complicado, yo elegiría un arquero Peante, Falero, etc.; pero hay otras elecciones.

      Eliminar
  3. La ficha se explica al ver que uno de los caudillos es Tideo, que es a su vez uno de los argonautas que faltaban por hacer. La elección era o hacer a Tideo sin explicar la guerra, o explicar la guerra y luego a Tideo. Con la ficha de la guerra se abre la posibilidad de continuar mucho más adelante con la generación intermedia entre los argonautas y la Guerra de Troya, y preparar el camino para la misma Troya, con la segunda guerra de Tebas.

    Las fichas de los caudillos tendrán que esperar, de momento, pero la falta de detalles es precisamente en previsión de al menos una ficha por cada uno de los 7 (bueno de los 6).

    La Cacería tiene su ficha, y los cazadores son el siguiente objetivo, una vez acabados los argonautas, al menos aquellos de los que se pueda hablar. La Centauromaquía o la boda de Piritoo tendrá su ficha próximamente, ya que la propia historia de Piritoo la exige. Y para Troya (la petición eran los 50 del caballo, y creo que ya ha caído alguno) queda mucho que contar antes, contando con que Diomedes es uno de mis personajes favoritos, si queréis Troya a tragar con los Epígonos :) Pero como dicen en los cuentos de hadas, esa es otra historia...

    Efectivamente Adastro es el hijo del argonauta Tálao. Este personaje es el enlace entre los héroes que hemos estado viendo, y los que han de venir:

    Todo esto contando con que quedan cuatro o cinco fichas para completar el proyecto inicial, o como dirían los de Marvel, La Fase Uno.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.